¿Es que en realidad confiamos en Dios?

3,387 Reads  |   Print Friendly
¿Es que en realidad confiamos en Dios?
Lesson #25
¿Confía usted realmente en Dios? La verdad es que mucha gente va a decir que sí, pero va a actuar de otra forma. ¡Y peor todavía, debido a que no confían en Dios, le roban! ¡Mentira! usted dirá, "Nadie va a robar ni desfalcar el dinero de Dios". Pero el mensaje crudo de Dios a su pueblo es: "Me han robado" (Malaquías 3:8). Los registros oficiales demuestran que millones de personas le roban a Dios. ¡Y lo más asombroso es que utilizan el dinero robado para subsidiar su desenfrenado presupuesto! Por otro lado hay muchos que no están conscientes de que están robando a Dios. En esta Guia de Estudio, le mostraremos cómo evitar cometer ese error, y cómo prosperar financieramente ejercitando una genuina fe en el Señor.
Una décima parte de los ingresos de una persona pertenece a Dios.
Una décima parte de los ingresos de una persona pertenece a Dios.

1. De acuerdo a la Biblia, ¿qué porción de nuestro ingreso le pertenece al Señor?

"Y el diezmo de la tierra... de Jehová es..." (Levítico 27:30).

Respuesta:   El diezmo le pertenece a Dios.

La palabra
La palabra "diezmo" literalmente significa "décimo".

2. ¿Qué es el "diezmo?"

"Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad..." "Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel..." (Números 18:21,24).

Respuesta:   El diezmo es una décima parte del ingreso de una persona. La palabra "diezmo" literalmente significa "décimo". El diezmo le pertenece a Dios. Es de Él. No tengo derecho a quedarme con él. Cuando doy el diezmo, no estoy dando un regalo; simplemente estoy devolviéndole a Dios lo que le pertenece. A menos que le esté dando una décima parte de mi ingreso a Dios, no estoy diezmando.

El diezmo debe ser traído al alfolí; o sea, a la iglesia.
El diezmo debe ser traído al alfolí; o sea, a la iglesia.

3. ¿Adónde le pide el Señor que su pueblo traiga el diezmo?

"Traed todos los diezmos al alfolí..." (Malaquías 3:10).

Respuesta:   Él nos pide que traigamos todos los diezmos al alfolí.


4. ¿A qué se refiere el Señor cuando habla de su alfolí?

"Y toda Judá trajo el diezmo del grano, del vino y del aceite, a los almacenes" (Nehemías 13:12). (Las referencias marginales llaman a los almacenes "alfolí").

Respuesta:   En Malaquías 3:10, Dios se refiere al alfolí como "mi casa," lo que significa su templo o iglesia. Además Nehemías 13:12, hace mención que el diezmo debe de ser traído a los almacenes, o sea al alfolí de Dios. Otros textos que se refieren al alfolí como la tesorería o almacén del templo: 1 Crónicas 9:26 (vea el margen); 2 Crónicas 31:11,12 (vea el margen); Nehemías 10:37,38. En tiempos del Antiguo Testamento, el pueblo de Dios traía el 10 por ciento de todo su ingreso –incluyendo las cosechas y los animales– al alfolí.


5. Algunos han pensado que diezmar era parte del sistema de ritos y ceremonias de Moisés que terminó en la cruz. ¿Cómo nos ayuda la Biblia a comprender que esto no es así?

"... Y le dio Abram los diezmos de todo" (Génesis 14:20). Y en Génesis 28:22, Jacob dice, "... y de todo lo que dieres, el diezmo apartaré para ti".

Respuesta:   Estos pasajes revelan que tanto Abraham como Jacob, quienes vivieron mucho antes del tiempo de Moisés, diezmaban sus ingresos. Podemos por lo tanto, llegar a la conclusión de que el plan de Dios de diezmar precedía a la ley de Moisés.

Jesús explicó a los fariseos que aunque ellos diezmaban, no deberían descuidar los asuntos más importantes como la justicia, la misericordia y la fidelidad.
Jesús explicó a los fariseos que aunque ellos diezmaban, no deberían descuidar los asuntos más importantes como la justicia, la misericordia y la fidelidad.

6. ¿Pero no abolió Jesús el plan del diezmo?

"¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello" (Mateo 23:23).

Respuesta:   Respuesta: ¡No! Al contrario, él lo ratificó. Jesús estaba reprendiendo a los judíos por omitir la parte más importante de la ley –"justicia, misericordia y fe"– aunque diezmaban meticulosamente. Después les dijo claramente que debían continuar diezmando, pero que también debían ser justos, misericordiosos y fieles.

En los tiempos del Antiguo Testamento, el diezmo era utilizado para pagar a los sacerdotes.
En los tiempos del Antiguo Testamento, el diezmo era utilizado para pagar a los sacerdotes.

7. ¿Para qué se utilizaba el diezmo en los tiempos del Antiguo Testamento?

"Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión" (Números 18:21).

Respuesta:   El diezmo en tiempos del Antiguo Testamento era utilizado como ingreso para los sacerdotes. La tribu de Leví (los sacerdotes) no recibió una porción de la tierra para cultivarla y negociar, como las otras 11 tribus. Los Levitas trabajaban tiempo completo cuidando del templo y en ministrar ante el pueblo de Dios. Así que el plan de Dios era que el diezmo sostuviera a los sacerdotes y a sus familias.

Hoy, el diezmo es utilizado para pagar el salario de los ministros de Dios.
Hoy, el diezmo es utilizado para pagar el salario de los ministros de Dios.

8. ¿Cambió Dios su plan para el uso del diezmo en los tiempos del Nuevo Testamento?

"¿No sabéis que los que trabajan en las cosas sagradas, comen del templo, y que los que sirven al altar, del altar participan? Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio" (1 Corintios 9:13, 14).

Respuesta:   ¡No! él lo continuó. Su plan para hoy es que el diezmo sea utilizado para el sostén de aquellos que trabajan únicamente en el ministerio del evangelio. Si todos diezmaran y el diezmo fuera utilizado únicamente para el sostén de los ministros del evangelio, habría más que suficiente dinero para alcanzar rápidamente al mundo entero con el mensaje del evangelio de Dios para estos tiempos del fin.

Dios promete que los que pagan su diezmo fielmente recibirán bendiciones tan grandes que no habrá suficiente espacio para atesorarlas.
Dios promete que los que pagan su diezmo fielmente recibirán bendiciones tan grandes que no habrá suficiente espacio para atesorarlas.

9. ¿Cuál es la desconcertante propuesta que hace Dios a las personas que se sienten indecisas acerca del diezmo?

"Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde" (Malaquías 3:10).

Respuesta:   Él dice, "Probadme ahora" y verán si no "derramaré sobre vosotros bendiciones" que sobrabundarán. Esta es la única ocasión en la Biblia en la que Dios hace tal propuesta. Él está diciendo, "Haz la prueba. Funciona. Te lo prometo". Cientos de miles de personas que diezman alrededor del mundo testificarán acerca de la veracidad de esta promesa de Dios. Todos han aprendido de la veracidad de las palabras: "Nunca podrás darle a Dios más de lo que él te puede dar a ti".


10. Cuando damos el diezmo, ¿quién es el que realmente recibe el dinero?

"Y aquí ciertamente reciben los diezmos hombres mortales; pero allí, uno (Jesús) de quien se da testimonio de que vive” (Hebreos 7:8).

Respuesta:   Jesús, nuestro Sumo Sacerdote celestial, recibe nuestros diezmos.

Cuando tomo el diezmo de Dios y lo utilizo para mí mismo, repito el pecado de Adán y Eva.
Cuando tomo el diezmo de Dios y lo utilizo para mí mismo, repito el pecado de Adán y Eva.

11. ¿Qué prueba que fallaron Adán y Eva, tenemos que pasar todos nosotros si queremos heredar su reino celestial?

Respuesta:   Tomaron lo que Dios dijo que no era de ellos. Dios les dio a Adán y a Eva el fruto de todos los árboles en el jardín del Edén, menos uno –el árbol de la ciencia del bien y del mal (Génesis 2:16,17). La fruta de ese árbol no era para que ellos la comieran. Debían mantenerse alejados de ella. Eva dijo que ni siquiera debían tocarla (Génesis 3:3). Pero no confiaron en Dios. Comieron del fruto y cayeron– y el largo, horrendo, tormentoso camino del pecado comenzó. A la gente de hoy, Dios les da sus riquezas, sabiduría, y muchos otros bienes y bendiciones celestiales. Todo es nuestro menos una décima parte de nuestro ingreso, que es de él (Levítico 27:30). Pero, así como con Adán y Eva, él no la toma por la fuerza. La deja a nuestro alcance pero nos advierte, "No la tomes. El diezmo es santo. Es mío." Cuando a sabiendas tomamos el dinero de Dios y nos apoderamos de él para nuestro uso, repetimos el pecado de Adán y Eva y con ello mostramos falta de confianza en nuestro Redentor. Dios no necesita nuestro dinero, pero merece nuestra lealtad y confianza.


Haz de Dios tu socio.
Cuando devuelvo el diezmo de Dios, lo hago mi socio en todo lo que hago. ¡Que fantástico y bendito privilegio: Dios y yo de socios! Con él como socio, tengo todas las de ganar y nada para perder. Es una aventura en extremo peligrosa el tomar el dinero de Dios, que ha sido destinado para la salvación de las almas, y utilizarlo para nuestro presupuesto personal.

El pueblo de Dios gustosamente da ofrendas como una expresión de su amor por él.
El pueblo de Dios gustosamente da ofrendas como una expresión de su amor por él.

12. Además del diezmo, que pertenece a Dios, ¿qué más requiere él de su pueblo?

"...Traed ofrendas, y venid a sus atrios" (Salmos 96:8).

Respuesta:   El Señor también nos pide que demos ofrendas para su obra como una expresión de nuestro amor por él y nuestro agradecimiento por sus bendiciones.

La Biblia no especifica la cantidad que debe ser dada como ofrendas.
La Biblia no especifica la cantidad que debe ser dada como ofrendas.

13. ¿Cuánto debo darle a Dios como ofrenda?

"Cada uno dé cómo propuso en su corazón no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre" (2 Corintios 9:7).

Respuesta:   La Biblia no especifica una cantidad determinada para ofrendas. Cada persona decide (como lo impresione Dios) cuánto debe dar y después habrá de darlo con alegría.

Entregarnos al Señor debe ser nuestra prioridad.
Entregarnos al Señor debe ser nuestra prioridad.

14. Qué principios bíblicos adicionales comparte Dios con nosotros respecto al acto de dar?

Respuesta:   A. Mi prioridad debe de ser entregarme al Señor (2 Corintios 8:5).

B. Debo darle a Dios lo mejor (Proverbios 3:9).

C. Dios bendice al dador generoso (Proverbios 11:24, 25).

D. Más bienaventurado es dar que recibir (Hechos 20:35).

E. Cuando soy envidioso, no estoy utilizando correctamente las bendiciones que Dios me da (Lucas 12:16-21).

F. Dios me devuelve más de lo que yo le doy (Lucas 6:38).

G. Debo dar en proporción a cómo Dios me ha prosperado y bendecido (1 Corintios 16:2).

H. Debo dar tanto como me sea posible (Deuteronomio 16:17).

Devolvemos el diezmo a Dios, que es a quien pertenece. Damos ofrendas. Las ofrendas son voluntarias y deben darse con alegría.

El mundo y todo lo que hay en él le pertenecen a Dios.
El mundo y todo lo que hay en él le pertenecen a Dios.

15. ¿Qué le pertenece a Dios?

Respuesta:   A. Toda la plata y el oro en el mundo (Hageo 2:8).

B. La tierra y todos los habitantes de ella (Salmos 24:1).

C. Al Señor le pertenece el mundo y todo lo que hay en él (Salmos 50:10-12). Pero permite que la gente utilice sus grandes riquezas. También les da la sabiduría y el poder para prosperar y para acumular riquezas (Deuteronomio 8:18). A cambio de todo lo que provee, todo lo que Dios pide es que le devuelvan el diez por ciento como reconocimiento de su gran inversión en nuestros asuntos de negocios –más las ofrendas que son como una expresión de nuestro amor y gratitud.

Dios considera ladrones a aquellas personas que no devuelven sus diezmos y ofrendas.
Dios considera ladrones a aquellas personas que no devuelven sus diezmos y ofrendas.

16. ¿Cómo se refiere el Señor a las personas que no devuelven el diez por ciento y no dan ofrendas?

"¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me habéis robado. Y dijisteis: ¿En qué te hemos robado? En vuestros diezmos y ofrendas" (Malaquías 3:8).

Respuesta:   Se refiere a ellos como ladrones. ¿Se puede usted imaginar que haya gente robándole a Dios?

Los que roban a Dios reteniendo los diezmos y ofrendas no recibirán autorización para entrar en el cielo.
Los que roban a Dios reteniendo los diezmos y ofrendas no recibirán autorización para entrar en el cielo.

17. ¿Qué dice Dios que sucederá con aquellos que a sabiendas continúan robándole en los diezmos y ofrendas?

"Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me habéis robado" (Malaquías 3:9). "Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios" (1 Corintios 6:10).

Respuesta:   La maldición de Dios vendrá sobre ellos. No heredarán el reino de los cielos.

La precupación por acumular dinero  nos convierte en avaros y orgullosos.
La precupación por acumular dinero nos convierte en avaros y orgullosos.

18. Dios nos advierte sobre la codicia. ¿Por qué es extremadamente peligrosa?

"Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón" (Lucas 12:34).

Respuesta:   Porque nuestro corazón sigue en pos de nuestras inversiones. Si mi blanco es en acumular más y más dinero, mi corazón se volverá codicioso, avaro y orgulloso. Pero si mi objetivo es compartir, ayudar a otros y bendecir la obra de Dios, entonces mi corazón se volverá atento, amante, generoso y humilde. La codicia es uno de los veinte pecados terribles de los últimos días que mantendrán a las personas fuera del cielo (2 Timoteo 3:1-7).

Jesús se entristece mucho cuando alguien le roba.
Jesús se entristece mucho cuando alguien le roba.

19. ¿Cómo se siente Jesús cuando le robamos su sagrado diezmo y sus ofrendas de amor?

"A causa de lo cual me disgusté contra esa generación. Y dije: Siempre andan vagando en su corazón...” (Hebreos 3:10).

Respuesta:   Él debe sentirse como un padre cuando uno de sus hijos le roba dinero. El dinero mismo no es tan importante. Es la falta de integridad, de amor y de confianza del hijo lo que causa el mayor chasco.

El amor inspiró al pueblo de Dios en Macedonia para que colaborara generosamente con los cristianos de Jerusalén que estaban siendo golpeados por el hambre.
El amor inspiró al pueblo de Dios en Macedonia para que colaborara generosamente con los cristianos de Jerusalén que estaban siendo golpeados por el hambre.

20. ¿Qué puntos emocionantes enfatiza Pablo sobre la mayordomía de los creyentes en Macedonia?

Respuesta:   Pablo les había escrito a las iglesias en Macedonia pidiéndoles que por favor apartaran fondos para el pueblo de Dios en Jerusalén, que estaba sufriendo tremendamente debido a una fuerte hambruna. Les dijo que recogería estos dones cuando visitara sus ciudades en una próxima ocasión. La respuesta emocionante de las iglesias en Macedonia, descrita en 2 Corintios capítulo 8, es de mucho ánimo:

A. Versículo 5 – Como primer paso, nuevamente dedicaron su vida a Cristo Jesús.

B. Versículos 2, 3 – Aunque ellos mismos en su "tremenda pobreza", ofrendaron "más allá de sus fuerzas" para dar.

C. Versículo 4 – Le pidieron con muchos ruegos a Pablo que fuera a recoger sus dones.

D. Versículo 9 – Sus dones seguían el ejemplo de sacrificio de Jesús.

Nota: Si realmente amamos a Jesús, dar con sacrificio para su obra nunca nos será una carga, sino un privilegio gozoso que llevaremos a cabo con gran alegría y satisfacción.

Cuando una persona diezma, Dios hace que las nueve décimas rindan más, para que siempre haya suficiente.
Cuando una persona diezma, Dios hace que las nueve décimas rindan más, para que siempre haya suficiente.

21. ¿Qué promete hacer Dios en favor de aquellos que son fieles en devolver los diezmos y dar ofrendas?

¨Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Reprenderé también por vosotros al devorador, y no os destruirá el fruto de la tierra, ni vuestra vid en el campo será estéril, dice Jehová de los ejércitos. Y todas las naciones os dirán bienaventurados; porque seréis tierra deseable, dice Jehová de los ejércitos" (Malaquías 3:10-12).

Respuesta:   Dios promete prosperar a sus fieles mayordomos financieros, y ellos serán una bendición para los que los rodean.

Considere las siguientes maneras cómo Dios los bendice:

A. Dios promete que nueve décimas rendirán más con su bendición, que todo el ingreso sin ella. Si duda esto, pregúntale a alguien que sea fiel en dar diezmo.

B. Las bendiciones no siempre son financieras. Pueden incluir salud, paz mental, respuesta a oraciones, protección, una familia unida, más energía física, la habilidad de hacer decisiones sabias, el espíritu de gratitud, una relación más cerca con Jesús, éxito en ganar almas, un carro viejo que sigue funcionando, etc.

C. Él llega a ser socio de usted en todo. Nadie podría, excepto Dios mismo, estructurar un plan más fantástico.


22. Estas dispuesto a empezar a dar tu diezmo de tus ingresos y presentar tus ofrendas, para así demostrar tu amor y gratitud a Dios?.

Respuesta:   


Preguntas Para Meditar

1. No doy diezmo porque no me gusta la forma en que mi iglesia utiliza el dinero de Dios.
Diezmar es un mandato de Dios. El diezmo es un dinero santo que le pertenece al Señor (Levítico 27:30). Cuando usted diezma, le diezma a él. Dios es lo suficientemente grande para cuidar del dinero que usted da para su iglesia. Su responsabilidad es diezmar. Déje que Dios se encargue de aquellos que usen mal sus fondos.

2. Me siento frustrado porque las dificultades financieras no me permiten ofrendar algo más que una cantidad mínima además de mi diezmo. Las necesidades del evangelio son tan grandes que me siento culpable.
La cantidad de su ofrenda no es importante si usted está haciendo lo mejor que puede. Jesús dijo que la pobre viuda de Marcos 12:41-44, quien sólo ofrendó una miseria (dos blancas); dio "más que todos los que han echado en el arca porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento". El Señor mide la cantidad de nuestros dones por el sacrificio que hacemos y la actitud o espíritu con el que damos. Jesús considera su ofrenda como muy grande. Dé con gozo y sepa que Jesús se complacerá. Lea 2 de Corintios 8:12, le servirá de ánimo.

3. ¿No involucra la mayordomía algo más que la forma correcta de manejar nuestro dinero?
Sí, la mayordomía implica la forma correcta de tratar todo talento y bendición que recibo de Dios, quien me da todo (Hechos 17:24,25). ¡Es más, involucra toda mi vida! La fiel mayordomía de todos los dones que Dios me da, incluye el tiempo que empleo:

A. Haciendo la obra que Dios me ha asignado (Marcos 13:34).

B. Testificando por Jesús activamente (Hechos 1:8).

C. Estudiando las Escrituras (2 Timoteo 2:15).

D. Orando (1 Tesalonicenses 5:17).

E. Ayudando a aquellos en necesidad (Mateo 25:31-46).

F. Sometiendo diariamente mi vida nuevamente a Jesús (Romanos 12:1,2; 1 Corintios 15:31).

4. ¿No piensa usted que a algunos predicadores se les paga demasiado dinero?
Sí, sin duda. La arrogante expresión de riquezas de algunos miembros del ministerio está reduciendo hoy en día la influencia de todos los demás ministros. Trae reproches sobre el nombre de Jesús. Ahuyenta a cientos de miles que se vuelvan en repugnancia de la iglesia y su ministerio. Tales líderes enfrentarán un día terrible cuando tengan que rendir cuentas en el juicio.

Los ministros de la iglesia de Dios del tiempo del fin
Sin embargo, a ningún ministro en la iglesia remanente de Dios se le paga de más. Después de su internado, todos los ministros reciben virtualmente el mismo salario (variando únicamente con algunos dólares mensualmente) sin importar su título o el tamaño de su iglesia. En muchos casos, las esposas trabajan en empleos en sector privado para suplir el ingreso del pastor.

5. ¿Y si no me alcanza para pagar el diezmo?
Dios dice que si lo ponemos a él primero, él se asegurará que nuestras necesidades sean todas suplidas (Mateo 6:33). Sus matemáticas a menudo trabajan exactamente al contrario de los métodos humanos. Bajo su plan, lo que nos queda después de diezmar, rinde más de lo que el total rendiría sin su bendición. Realmente, ¡No podemos dejar de diezmar!


Cuestionario

1. La palabra "diezmo" realmente significa "décima". (1)
_____   Sí.
_____   No.

2. El diezmo ya pertenece a Dios. (1)
_____   Verdadero.
_____   Falso.

3. No estoy diezmando a menos que le devuelva a Dios la décima parte de mi ingreso. (1).
_____   Verdadero.
_____   Falso.

4. Jesús ratificó el pago del diezmo. (1)
_____   Sí.
_____   No.

5. ¿Cuales de los siguientes son guías y principios bíblicos para las dádivas de ofrendas voluntarias. (5)
_____   Da si algo te sobra.
_____   Da con gozo.
_____   Da generosamente.
_____   Da para que te sientas bien.
_____   Da de acuerdo a como Dios te ha prosperado.
_____   Es más bendecido dar que recibir.
_____   Dios te devolverá más de lo que le das.
_____   Da si sientes deseos de hacerlo.
_____   Da para que la gente no crea que eres tacaño.

6. De acuerdo a la Biblia, la fuente de ingreso de los ministros del evangelio debe de ser (1)
_____   Juegos de bingo.
_____   Ventas de artículos varios.
_____   El diezmo.
_____   Ventas de panecillos.
_____   Rifas.

7. ¿Cuáles de los patriarcas del Antiguo Testamento que pagaron el diezmo antes de Moisés, se mencionan en esta Guía de Estudio? (2)
_____   Adán.
_____   Jacob.
_____   Noé.
_____   Isaac.
_____   Abraham.
_____   Matusalén.

8. Según Malaquías 3:8, ¿De qué pecado son culpables las personas que no diezman ni dan ofrendas? (1)
_____   Idolatría.
_____   No observar el Sábado.
_____   Matar.
_____   Robar.

9. ¿De acuerdo al libro de Hebreos, quién es el que realmente recibe nuestro dinero cuando diezmamos? (1)
_____   El pastor.
_____   Los necesitados.
_____   Jesús nuestro Sumo Sacerdote celestial.

10. De acuerdo a 2 Timoteo 3:1-7, uno de los 20 pecados de los últimos días que mantendrá fuera a muchas personas del reino de Dios es la avaricia (1)
_____   Sí.
_____   No.

11. Traer el diezmo al alfolí de Dios significa (1)
_____   Utilizarlo para comprar libros espirituales.
_____   Gastarlo para cualquier causa espiritual.
_____   Darlo a la tesorería de la iglesia de Dios.

12. ¿Qué promete Dios en Malaquías 3:10 al que diezma fielmente? (1)
_____   Que nunca se enfermará.
_____   Que nunca perderá su empleo.
_____   Recibirá más bendiciones de las que se imagina.

13. Dios les dio a Adán y Eva una prueba relacionada a una fruta. De acuerdo a esta Guía de Estudio, ¿Qué prueba similar le da a su pueblo hoy? (1)
_____   El estudio diario de la Biblia.
_____   El testificar.
_____   Devolver el diezmo.
_____   Orar.

14. Diezmar era parte de la ley de Moisés, la que fue extinguida en la cruz. (1)
_____   Sí.
_____   No.

15. ¿Cómo mide Dios las ofrendas que le traigo? (2)
_____   Por la cantidad que doy.
_____   Por la cantidad de sacrificio.
_____   Por la actitud con la que doy.

16. Ser un fiel mayordomo no solamente implica manejar el dinero en forma apropiada, sino también la cantidad de tiempo que empleo en actividades tales como la oración, testificar, estudio de las Escrituras, y ayudar a los demás. (1)
_____   Sí.
_____   No.

  Complete Amazing Facts Study Guides in bulk form. Only sold in 10 or more sets. These are not in envelopes and must be collated.<BR> <BR> You won't find a better series of Bible lessons for personal study or in a group study setting. These can be shared a
Complete Study Guide Sets (Bulk) by Bill M...

 
Name:  
Email:  
Bible Question:


Name:  
Email:  
Prayer Request:


Other Languages

God's promises to you!

Back To Top










           

About Us
Our Story
We Believe
About Pastor Doug
Our Other Websites
Contact Us
Employment
Volunteer Opportunities
News and Features
News
From Pastor Doug
Inside Report
Bible Prophecy Seminars
Changed Lives
Email Newsletter
Broadcast
Media Library
Station Locator
AFTV

Bible Study
Enroll Online
Bible Study Guides
Storacle Lessons
Free Online Book Library

Training
AFCOE
AFCOE To Go
Empowered Church

AFBookstore
New Releases
Sign up for Email Specials

DONATE NOW
Donate Now
Donate by Program
Donate by Project
Latest Opportunity
Estate Gift
My Account
(916) 434-3880   |    Site Map   |    AF iTools   |    Privacy Statement   |    Terms of Use
Copyright 2012 by Amazing Facts Inc.   |           Amazing Facts