Skip Main Navigation
Amazing Facts - God's Message Is Our Mission!
   |  

No Hay Vuelta Atrás

Print Friendly
No Hay Vuelta AtrásLesson 27

Cuando un paracaidista se acerca a la puerta del avión y salta, sabe que no hay manera de regresar. Ha llegado a un punto límite, y si no se había ajustado su paracaídas nada podrá salvarlo de una muerte segura. ¡Qué tragedia! Pero hay algo peor que le puede suceder a una persona. Algo peor es llegar a un punto de no retorno en nuestra relación con Dios. Sin embargo, hay millones que rápidamente están llegando a este momento sin esperanza y ni siquiera lo reconocen. ¿Será usted uno de ellos? ¿Cuál es este horrible pecado que lo lleva a uno a esa situación desesperada? ¿Por qué Dios no lo puede perdonar? Para obtener una respuesta esperanzadora, clara y penetrante, favor de tomar los siguientes minutos para explorar con oración esta fascinante Guía de Estudio.

1. ¿Cuál es el pecado que Dios no puede perdonar?

"...Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada" (Mateo 12:31).

Respuesta:   El pecado que Dios no puede perdonar es la "blasfemia contra el Espíritu Santo". Pero, ¿qué es la "blasfemia contra el Espíritu Santo"? ¡La gente tiene muchas opiniones diferentes sobre este pecado. Algunos creen que es el asesinato; otros, maldecir al Espíritu Santo; para algunos, el suicidio; algunos creen que el aborto; otros, el negar a Cristo; otros, un acto atroz, horrible, extremadamente malévolo; y para otros, la adoración de un dios falso! La próxima pregunta arrojará algo de claridad sobre este asunto tan importante.

El asesinato, aunque terrible, no es un pecado que Dios no pueda perdonar.
El asesinato, aunque terrible, no es un pecado que Dios no pueda perdonar.

2. ¿Qué dice la Biblia con respecto al pecado y la blasfemia?

"... Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres..." (Mateo 12:31).

Respuesta:   La Biblia claramente dice que todo pecado y blasfemia será perdonado. Así que ninguno de los pecados mencionados anteriormente es el pecado que Dios no puede perdonar. Ningún acto singular de ninguna clase es el pecado imperdonable.

Parece Contradictorio
Sí, parece contradictorio pero ambas declaraciones a continuación son verdaderas:

A. Cualquier y todo tipo de pecado y blasfemia será perdonado.

B. La blasfemia o pecado contra el Espíritu Santo no será perdonado.

Jesús hizo ambas declaraciones
Jesús hizo ambas declaraciones en Mateo 12:31, así que no hay ningún error aquí.

El Espíritu Santo guía a las personas para que encuentren la verdad de la Biblia.
El Espíritu Santo guía a las personas para que encuentren la verdad de la Biblia.

3. ¿Cuál es la obra del Espíritu Santo?

"... Convencerá [el Espíritu Santo] al mundo de pecado, de justicia y de juicio." "... El os guiará a toda la verdad" (Juan 16:8, 13).

Respuesta:   La obra del Espíritu Santo es convencerme de pecado y guiarme a toda verdad. El Espíritu Santo es la agencia de Dios para la conversión. Sin el toque del Espíritu Santo, nadie siente dolor por el pecado, y nadie se convertiría.

Dios me perdonará cualquier pecado que le confiese.
Dios me perdonará cualquier pecado que le confiese.

4. Cuando el Espíritu Santo me convence de pecado, ¿qué debo de hacer para ser perdonado?

"Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad" (1 Juan 1:9).

Respuesta:   Cuando soy convencido de pecado por el Espíritu Santo, debo confesar mis pecados para ser perdonado. Cuando los confieso, Dios no sólo me perdona, sino que también milagrosamente me limpia de toda maldad. Dios está a la espera, y listo para perdonarme por cualquier pecado que pueda cometer (Salmos 86:5), aunque solamente lo hará si yo lo confieso y me aparto.

Los que encubren sus pecados en vez de confesarlos no serán bendecidos por Dios.
Los que encubren sus pecados en vez de confesarlos no serán bendecidos por Dios.

5. ¿Qué sucede si no confieso mis pecados cuando soy convencido por el Espíritu Santo?

"El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia" (Proverbios 28:13).

Respuesta:   Si no confieso mis pecados, Jesús no me puede perdonar. De allí que cualquier pecado que yo no confiese es imperdonable hasta que lo confieso. El perdón siempre sigue a la confesión, nunca llega antes.

Terrible Peligro el Resistir al Espíritu Santo
Resistir al Espíritu Santo es terriblemente peligroso porque fácilmente lleva al rechazo del Espíritu Santo este es el pecado que Dios nunca puede perdonar. Es ir más allá el punto de no retorno. Si permanentemente rechazo al Espíritu Santo mi caso está sin esperanza, debido a que es el único agente que lleva al convencimiento del mal. Este tema es tan importante que Dios lo ilustra y explica en varias formas en las Escrituras. Observe estas diferentes explicaciones mientras continúa explorando esta Guía de Estudio.

Si Espíritu Santo me convence de pecado, debo responder inmediatamente.
Si Espíritu Santo me convence de pecado, debo responder inmediatamente.

6. Si el Espíritu Santo me convence de pecado o me guía a una nueva verdad, ¿Cuándo debo actuar?

Respuesta:   La Biblia dice:

A. "Al oír de mí me obedecieron..." (Salmos 18:44).

B. "Me apresuré y no me retardé en guardar tus mandamientos" (Salmos 119:60).

C. "... He aquí ahora el tiempo aceptable he aquí ahora el día de Salvación" (2 Corintios 6:2).

D. "Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre" (Hechos 22:16).

La Biblia repetidas veces declara que cuando soy convencido de pecado, tengo que confesarlo inmediatamente. Y cuando aprendo una nueva verdad, tengo que aceptarla sin demora.

Dios advirtió a la gente en los días de Noé, que Su Espíritu Santo no continuaría suplicándoles para siempre; ni tampoco lo hará hoy.
Dios advirtió a la gente en los días de Noé, que Su Espíritu Santo no continuaría suplicándoles para siempre; ni tampoco lo hará hoy.

7. ¿Qué aviso solemne da Dios con respecto a la súplica del Espíritu Santo?

"Y dijo Jehová: No contenderá mi Espíritu con el hombre para siempre..." (Génesis 6:3).

Respuesta:   Dios solemnemente advierte que el Espíritu Santo no continuará suplicándole indefinidamente a una persona que se vuelva del pecado y obedezca a Dios.

Apagar la alarma del reloj de  en vez de levantarme, hará que no lo escuche más. De la misma manera, acallar al Espíritu Santo hará que no oiga más su voz.
Apagar la alarma del reloj de en vez de levantarme, hará que no lo escuche más. De la misma manera, acallar al Espíritu Santo hará que no oiga más su voz.

8. ¿En qué punto deja el Espíritu Santo de suplicarle a una persona?

"Por eso les hablo por parábolas, porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden" (Mateo 13:13).

Respuesta:   El Espíritu Santo deja de hablarle a la persona cuando el individuo se vuelve sordo a su voz. La Biblia lo describe como oír sin escuchar. No tiene sentido que un sordo ponga la alarma en un reloj despertador. No la escuchará. De igual manera una persona puede condicionarse a no escuchar el sonido de una alarma al apagarla repetidas veces y no levantarse. El día finalmente llega cuando no la escuchará.

No Apague al Espíritu Santo
Lo mismo sucede con el Espíritu Santo. Si continúo apagándolo, un día me hablará y no lo escucharé. Cuando llegue ese día, el Espíritu con tristeza me abandonará porque me he vuelto sordo a Sus súplicas. Habré pasado el punto de no retorno. ¡Qué aviso solemne e inquietante es el resistir la voz del Espíritu!

Cuando yo reciba la nueva luz de la Palabra de Dios, debo seguirla inmediatamente sin tardar.
Cuando yo reciba la nueva luz de la Palabra de Dios, debo seguirla inmediatamente sin tardar.

9. Dios, por medio de Su Espíritu Santo trae luz (Juan 1:9), y convicción (Juan 16:8), a toda persona sobre la tierra. ¿Qué debo hacer cuando recibo luz del Espíritu Santo?

"La senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto. El camino de los impíos es como la oscuridad..." (Proverbios 4:18,19). "...Andad entre tanto que tenéis luz, para que no os sorprendan las tinieblas..." (Juan 12:35).

Respuesta:   La regla bíblica es que cuando el Espíritu Santo me trae nueva luz o convicción de pecado, debo actuar inmediatamente, obedecer sin tardanza. Si al recibir la luz obedezco y camino en ella, Dios continuará dándome luz. Si la rechazo, aún la luz que tengo se apagará, y seré dejado en la oscuridad. La oscuridad que llega como resultado de rechazar al Espíritu en forma persistente y terminante, y de no seguir la luz, me dejará sin ninguna esperanza.

El pecado imperdonable de Judas fue la codicia. El se negó a confesarlo y abandonarlo.
El pecado imperdonable de Judas fue la codicia. El se negó a confesarlo y abandonarlo.

10. ¿Puede cualquier pecado convertirse en pecado contra el Espíritu Santo?

Respuesta:   Ciertamente. Si de manera constante rehúso confesar y dejar cualquier pecado, me volveré sordo a las súplicas del Espíritu Santo y con ello pasaré el punto de no retorno. A continuación hay algunos ejemplos bíblicos.

A. El pecado imperdonable de Judas fue la codicia (Juan 12:6). ¿Por qué? ¿Fue acaso porque Dios no lo podía perdonar? ¡No! Se volvió imperdonable solamente porque Judas rehusó escuchar al Espíritu Santo y confesar su pecado de codicia. Eventualmente se volvió sordo a la voz del Espíritu.

B. Los pecados imperdonables de Lucifer fueron el orgullo y la exaltación propia (Isaías 14:12-14.) Dios puede perdonar estos pecados. Lucifer pudo haber sido perdonado y limpiado, pero rehusó escuchar hasta que ya no pudo escuchar la voz del Espíritu.

C. El pecado imperdonable de los Fariseos fue el rechazo de aceptar a Jesús como el Mesías (Marcos 3:22-30). Fueron persuadidos en repetidas ocasiones, con una profunda convicción, que Jesús era el Mesías, el Hijo del Dios viviente del cielo. Pero endurecieron el corazón y tercamente rechazaron aceptarlo como Salvador y Señor. Finalmente se volvieron sordos a la voz del Espíritu. Hasta que un día, después de presenciar otro gran milagro de Jesús, los Fariseos declararon ante la multitud que Jesús recibía su poder del Diablo. Cristo inmediatamente les dijo que el atribuir su poder milagroso al Diablo indicaba que habían pasado el punto de no retorno y habían blasfemado al Espíritu Santo. Dios podía, y con gusto los habría perdonado. Pero rehusaron escuchar al Espíritu Santo hasta que estuvieron sordos como una piedra, y ya no pudieron ser alcanzados.

Yo No Puedo Escoger Las Consecuencias
Cuando el Espíritu hace su llamado, puedo escoger responder o rechazar, pero no puedo escoger las consecuencias. Ellas son inmutables. Si consistentemente respondo, llegaré a ser como Jesús. El Espíritu Santo me sellará o pondrá su marca sobre mi frente mostrando que soy un hijo de Dios (Apocalipsis 7:2,3), y eso me asegura un lugar en el reino celestial. Si persistentemente escojo rechazar su voz, ahuyentaré al Espíritu Santo y me dejará para siempre, asegurando mi perdición. ¡Qué solemne aviso para no ignorar la voz del Espíritu Santo!

El rey David sabía que si el Espíritu Santo lo abandonaba estaría perdido. Por eso pidió a Dios que no le retirara su Santo Espíritu.
El rey David sabía que si el Espíritu Santo lo abandonaba estaría perdido. Por eso pidió a Dios que no le retirara su Santo Espíritu.

11. Después que el Rey David cometió un terrible doble pecado de adulterio y asesinato, ¿qué angustiosa oración elevó?

"...No quites de mí tu Santo Espíritu" (Salmos 51:11).

Respuesta:   Le suplicó a Dios que no le quitara el Espíritu Santo. ¿Por qué? Porque David sabía que si el Espíritu Santo lo dejaba, estaría condenado desde ese momento. Sabía que únicamente el Espíritu lo podría guiar al arrepentimiento y a la restauración, y tembló al pensar que corría el peligro de no poder escuchar Su voz. La Biblia nos dice en otro pasaje que Dios finalmente dejó a Efraín solo porque se había dado a la adoración de ídolos (Oseas 4:17), y no quería escuchar al Espíritu. Se había vuelto espiritualmente sordo. Lo más trágico que le pueda ocurrir a cualquier persona es que Dios tenga que decidir dejarlo solo. ¡No permita que eso le suceda a usted!

El pecado es como el agua. Permanecer en el pecado apaga el fuego del Espíritu Santo.
El pecado es como el agua. Permanecer en el pecado apaga el fuego del Espíritu Santo.

12. ¿Qué serio y profundo mandato le dio Pablo a la iglesia de Tesalónica?

"No apaguéis al Espíritu" (1 Tesalonicenses 5:19).

Respuesta:   La súplica del Espíritu Santo es como un fuego que arde en la mente y el corazón de la persona. El pecado tiene el mismo efecto en el Espíritu Santo que el agua tiene sobre el fuego. Cuando rechazo al Espíritu Santo y permanezco en pecado, es como si echara agua en el fuego del Espíritu Santo. Las tremendas palabras de Pablo a los Tesalonicenses también se aplican a nosotros hoy. No apague el fuego del Espíritu Santo rehusando de manera repetitiva obedecer la voz del Espíritu. Si el fuego se apaga, habré cruzado el punto de no retorno.

Cualquier Pecado Puede Apagar el Fuego
Cualquier pecado que no confesamos, o no abandonamos, puede finalmente apagar el fuego del Espíritu Santo. Puede ser el rechazo de guardar el Sábado como día santo del Señor. Puede ser el uso del tabaco. Puede ser el no perdonar a alguien que te ha traicionado o lastimado. Puede ser problemas de inmoralidad. Puede ser el quedarse con el diezmo de Dios. Si rechazamos obedecer la voz del Espíritu Santo en cualquier área, equivale a echar agua sobre ese fuego. No apague el fuego. No puede haber una mayor tragedia.


13. ¿Qué declaración alarmante, casi inconcebible, hizo Pablo a los creyentes de Tesalónica?

"Y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira. A fin de que sean condenados [se pierdan] todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia" (2 Tesalonicenses 2:10-12).

Respuesta:   ¡Qué palabras alarmantes y poderosas! Dios dice que aquellos que rehúsen recibir la verdad y la convicción que trae el Espíritu Santo, recibirán una falsa impresión después que el Espíritu Santo los deje, para creer que el error es la verdad. ¡Es un sombrío pensamiento!

El Señor dejará a muchos profesos cristianos fuera de cielo porque ellos se niegan a obedecerlo.
El Señor dejará a muchos profesos cristianos fuera de cielo porque ellos se niegan a obedecerlo.

14. ¿Qué terrible experiencia tendrán en el día del juicio algunos a quienes se les han enviado estos poderosos engaños?

"Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad" (Mateo 7:22, 23).

Respuesta:   Los que estén clamando, "Señor, Señor" estarán sorprendidos y alarmados que fueron dejados fuera. Estarán absolutamente convencidos que estaban salvos. Jesús entonces, sin duda les recordará acerca de ese tiempo crucial en sus vidas cuando el Espíritu Santo les trajo nueva verdad y convicción. Estaba todo tan claro como el cristal y era una verdad obvia. Los mantuvo despiertos por las noches, los preocupados y luchando con la decisión final. ¡Cómo su corazón ardía dentro de ellos! Finalmente, dijeron, "¡No!" Y rehusaron seguir escuchando al Espíritu Santo. Después vino el gran engaño que les hizo sentirse salvos, cuando en realidad estaban perdidos. ¿Puede un ser humano enfrentarse con una tragedia mayor que ésta?

La certeza que no se basa en la obediencia a Dios, es una falsa certeza que condenará a muchos.
La certeza que no se basa en la obediencia a Dios, es una falsa certeza que condenará a muchos.

15. ¿Qué palabras especiales de advertencia nos presenta Jesús para ayudarnos a no caer en el error de creer que somos salvos, cuando realmente estamos perdidos?

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos" (Mateo 7:21).

Respuesta:   Jesús solemnemente nos advierte que no todo el que se siente salvo entrará en su reino sino, únicamente aquellos que hacen su voluntad. Todos nosotros deseamos tener la seguridad de la salvación. Es un imperativo divino. Sin embargo, hoy hay una falsa oferta de seguridad que contagia a la cristiandad. La misma promete a la gente salvación aun cuando continúe viviendo en pecado y no manifieste ningún cambio en su forma de vida.

Pastores Alarmados
Más y más líderes prominentes de la iglesia están alarmados porque muchos templos están llenos de personas que tienen un cierto sentimiento de "seguridad" pero que realmente no han sido transformados por Jesucristo. Ni tampoco lo obedecen.

Jesús Limpia el Aire
Jesús dice que la única y verdadera seguridad que existe es la que tienen aquellos que hacen la voluntad de su Padre. Cuando acepto a Jesús como Señor y Amo de mi vida, mi forma de vida cambiará radicalmente. Me convertiré completamente en una nueva persona (2 Corintios 5:17). Con gusto guardaré sus mandamientos, haré su voluntad (Juan 14:15), y con gozo seguiré a donde él me guíe (1 Pedro 2:21). Su poder fantástico de resurrección (Filipenses 3:10) me transforma a su imagen (2 Corintios 3:18). Su gloriosa paz inunda mi vida (Juan 14:27). Con Jesús morando en mi vida, por medio de su Espíritu (Efesios 3:16, 17), "Todo lo puedo..." (Filipenses 4:13) y "nada os será imposible" (Mateo 17:20).

Fabulosa Verdadera Seguridad Versus Falsa Seguridad
Cuando voy donde el Salvador me guía, él me promete que nadie me puede sacar de su mano (Juan 10:28), y que la corona de vida me espera (Apocalipsis 2:10). ¡Qué seguridad genuina, increíble, gloriosa que Jesús le da a sus seguidores! Otra seguridad que se nos prometa bajo cualquier condición es falsa. Llevará a la gente a afrontar el juicio celestial, sintiéndose segura porque está salvada cuando está realmente perdida (Proverbios 16:25).

Si hago a Jesús el Señor de mi vida, él promete salvarme y llevarme a su reino.
Si hago a Jesús el Señor de mi vida, él promete salvarme y llevarme a su reino.

16. ¿Cuál es la bendita promesa que Dios hace a sus fieles seguidores, aquellos que lo coronan como Señor de sus vidas?

"... El que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo". "Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad" (Filipenses 1:6; 2:13).

Respuesta:   ¡Alabado sea el Señor! A aquellos que hacen a Jesús el Señor y Amo de sus vidas se les prometen los milagros de Jesús que los llevarán con seguridad a su eterno reino. ¡Nada puede ser mejor que eso!

Jesús promete entrar en mi vida cuando yo le abra la puerta.
Jesús promete entrar en mi vida cuando yo le abra la puerta.

17. ¿Qué gloriosa promesa adicional nos hace Jesús a todos nosotros?

"He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo" (Apocalipsis 3:20).

Respuesta:   Jesús promete entrar a nuestras vidas cuando le abramos la puerta. Es Jesús el que llama a la puerta de tu corazón y del mío, por medio de su Espíritu Santo. Jesús el Rey de Reyes, el Salvador del mundo, saca tiempo de sus obligaciones como gobernante del universo para visitarnos regularmente en una forma amante y amistosa, cuidándonos y aconsejándonos. ¡Qué ignorancia, qué increíble calamidad, que siempre estamos demasiado ocupados o muy desinteresados para establecer una calurosa, amante y perdurable amistad con Jesús! Los que son amigos cercanos de Jesús no correrán el peligro de ser rechazados en el día del juicio. Jesús les dará la bienvenida personalmente a su reino (Mateo 25:34).

Haga planes para ser parte de este grupo gozoso que se reunirá en las nubes el día de su venida
Haga planes para ser parte de este grupo gozoso que se reunirá en las nubes el día de su venida

18. Ahora he decidido abrir siempre la puerta cada vez que Jesús llame a mi corazón así también, estaré dispuesto a seguirlo a donde él me guíe.

Una Palabra de Despedida
Esta es la última Guía de Estudio de una serie de 27. Nuestro amante deseo es que usted haya sido guiado a la presencia de Jesús y haya experimentado una relación fantástica con él. Esperamos que usted camine más cerca del Maestro cada día y que pronto se una con el grupo gozoso que será trasladado a su reino bendito cuando él se manifieste. Si no nos encontramos en esta tierra, hagamos el trato de encontrarnos en las nubes en ese gran día.

Por favor, llámenos o escriba si cree que podemos ayudarlo en algo en su jornada hacia el hogar celestial.

Respuesta:   


Preguntas Para Meditar

1. La Biblia dice que Dios endureció el corazón de Faraón (Éxodo 9:12). No parece justo. ¿Qué significa este pasaje?


El Espíritu Santo suplica a toda persona (Juan 1:9), así como el sol alumbra todo y a todos. El mismo sol que endurece el barro también derrite la cera. El Espíritu Santo también tendrá un efecto sobre nuestros corazones dependiendo de cómo nos relacionemos con Sus súplicas. Si respondo, mi corazón se suavizará y seré cambiado completamente (1 Samuel 10:6). Si resisto al Espíritu, mi corazón será endurecido (Zacarías 7:12).

Respuesta de Faraón
Faraón realmente endureció su propio corazón al resistir al Espíritu Santo (Éxodo 8:15,32 9:34). Sin embargo, la Biblia también dice que Dios endureció su corazón porque el Espíritu Santo de Dios continuamente le habló a Faraón. Debido a que Faraón continuamente se resistió, su corazón se endureció como el sol endurece el barro. Si Faraón hubiera escuchado, su corazón se habría suavizado como el sol suaviza la cera.

Judas y Pedro
Dos discípulos de Cristo, Judas y Pedro demostraron el mismo principio. Ambos habían pecado gravemente. Uno traicionó y el otro negó a Jesús. ¿Cuál es peor? ¿Quién puede decir? El mismo Espíritu Santo les suplicó a ambos. Judas se endureció a sí mismo, y su corazón se volvió como piedra. Pedro, al contrario, fue receptivo al Espíritu y su corazón se derritió. Realmente se arrepintió y después se convirtió en uno de los más grandes predicadores de la iglesia apostólica. Por favor lea Zacarías 7:12,13 para que conozca la solemne advertencia para no endurecer nuestros corazones o dejar de escuchar y obedecer las súplicas de Su Espíritu.

2. ¿Qué cree usted acerca de pedirle "señales" al Señor?


En el Nuevo Testamento, Jesús habla decididamente en contra de ello. El dijo, "… La generación mala y adúltera demanda señal..." (Mateo 12:39). Estaba enseñando la verdad y se apoyaba en el Antiguo Testamento, que eran las Escrituras disponibles entonces. Comprendían perfectamente lo que estaba diciendo. También vieron Sus milagros, pero aún así lo rechazaron. Más adelante dijo, "... Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos" Lucas 16:31). La Biblia nos dice que probemos todo con las Escrituras (Isaías 8:19,20). Si nos comprometemos hacer su voluntad y a seguirlo a donde nos guíe, él promete que nos ayudará a discernir entre la verdad y el error (Juan 7:17).

3. ¿Habrá alguna ocasión en la que la oración no sea de ayuda?


Sí. Si una persona a sabiendas desobedece a Dios (Salmos 66:18), y aún así le pide a Dios que lo bendiga (aún cuando no piense cambiar), la oración de esa persona no sólo es sin valor, sino que el mismo Dios nos dice que es una abominación (Proverbios 28:9).

4. Estoy profundamente inquieto porque no sé si he rechazado al Espíritu Santo y por lo tanto no puedo ser perdonado. ¿Me puede usted ayudar?


No ha rechazado al Espíritu Santo. Lo puede saber porque se siente inquieto o convencido. Es únicamente el Espíritu Santo el que le hace sentir inquieto y le trae convicción de su falta (Juan 16:8-13). Si el Espíritu Santo lo hubiera dejado, no habría inquietud o convicción en su corazón. ¡Regocíjese y alabe al Señor! ¡Dele su vida ahora! Con oración sígalo y obedézcalo en los días que le queden por vivir. Él le dará la victoria (1 Corintios 15:57), lo sostendrá, (Filipenses 2:13), y lo guardará hasta su segunda venida (Filipenses 1:6).

5. En la parábola del sembrador (Lucas 8:5-18), ¿qué significa la semilla que cayó en el camino y se la comieron las aves?


La Biblia dice, "La semilla es la Palabra de Dios. Aquellos junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven" (Lucas 8:11, 12). Jesús está indicando que cuando entendemos lo que el Espíritu Santo nos está pidiendo que hagamos respecto a nueva luz de las Escrituras, debemos actuar inmediatamente. Si no lo hacemos, el diablo tiene la oportunidad de eliminar la verdad de nuestras mentes.

6. ¿Cómo puede el Señor decir “Nunca os conocí” a las personas a quienes se dirige, en Mateo 7:21-23? ¡Pensé que Dios lo conoce todo y a todos!


Dios se refiere aquí al conocimiento de alguien como a un amigo especial. Lo llegamos a conocer como amigo cuando nos comunicamos con Él diariamente, lo seguimos con gusto, y con libertad compartimos con Él nuestras alegrías y nuestros pesares así como con un amigo terrenal. Jesús también dice, "Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando" (Juan 15:14). Las personas a quienes Jesús se dirige en Mateo 7, han rechazado Su Espíritu Santo. Han aceptado una teología de salvación en pecado, o quizás creen en la salvación por obras: ninguna de ellas necesita de Jesús. Son invenciones de hombres que no se tomaron el tiempo para llegar a conocer a Jesús. Por lo tanto, Él explica que realmente no llegó a tratarlos o a conocerlos como a Sus amigos personales.

7. ¿Puede explicarme el texto de Efesios 4:30?


El versículo dice, "Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención." Pablo está implicando claramente que el Espíritu Santo es un ser personal, porque únicamente las personas pueden ser contristadas. Aún más importante, está afirmando que el Espíritu Santo de Cristo puede ser contristado por mi rechazo a Sus amantes apelaciones. Así como el cortejo de una dama puede terminar para siempre por el rechazo repetido de las atenciones por parte de una de las dos personas; así también nuestra relación con el Espíritu Santo puede terminar permanentemente por nuestro rechazo persistente a Sus amantes apelaciones.


Cuestionario

1. Cualquier pecado puede convertirse en pecado que Dios no puede perdonar. (1)


_____   Si.
_____   No.

2. El pecado contra el Espíritu Santo es (1)


_____   Asesinato.
_____   Maldición de Dios.
_____   Rechazo del Espíritu Santo.

3. El Espíritu Santo tristemente tiene que retirarse algunas veces del pecador porque (1)


_____   El Espíritu Santo tiene otras cosas para hacer.
_____   El Espíritu Santo siente una indignación justa sobre la actitud mala de pecador.
_____   Dios le pide que haga algo diferente.
_____   El pecador ha llegado a ser sordo a sus ruegos.

4. El Espíritu Santo puede ser "contristado" al seguir en el pecado conscientemente. (1)


_____   Sí.
_____   No.

5. Cualquier pecado o blasfemia será perdonado si yo (1)


_____   Oro lo suficiente por ello.
_____   Se lo confieso a Jesús con sinceridad.
_____   Ayuno por varios días.
_____   Fielmente doy testimonio.

6. Sin el Espíritu Santo, nadie sentirá pesar por el pecado, y nadie se convertiría. (1)


_____   Verdadero.
_____   Falso.

7. La seguridad de tener la salvación algunas veces puede ser falsa. Algunas personas que están seguras de ser salvas, realmente están perdidas. (1)


_____   Sí.
_____   No.

8. Marque los puntos que son obra del Espíritu Santo, de acuerdo con Juan 16: 8,13. (2)


_____   Me enseña a cantar.
_____   Me da el don de profecía.
_____   Me mantiene feliz.
_____   Me convence de pecado.
_____   Me guía a la verdad.

9. Cuando el Espíritu Santo me convence de una verdad nueva o me indica algún pecado en mi vida, debo (1)


_____   Pedirle al Pastor su consejo.
_____   Ir a ver a un Psíquico.
_____   Pedirle a Dios una señal.
_____   Permitir sin vacilación que el Espíritu me dirija.
_____   Lanzar al aire una moneda.

10. ¿Por qué David le suplicó a Dios que no le quitara el Espíritu Santo? (1)


_____   Porque el Espíritu Santo le ayudaba a tocar su arpa.
_____   Porque temía que el Espíritu Santo le quitara la vida.
_____   Porque sabía que sería un hombre perdido si el Espíritu lo dejaba.

11. De acuerdo con Mateo 7: 21-23, no será suficiente en el día del juicio que una persona que haya obrado milagros, sacado demonios, profetizado en el nombre de Jesús y haberlo declarado Señor ¿Qué más dijo Jesús que era absolutamente esencial? (1)


_____   Testificar mucho.
_____   Orar seguido en público.
_____   Ayunar con frecuencia.
_____   Ir a la iglesia con regularidad.
_____   Hacer la voluntad del Padre Celestial.

12. De acuerdo a 2 Tesalonicenses 2:10-12, ¿qué sucederá con aquellos que rechacen recibir la verdad? (1)


_____   De igual manera serán salvos.
_____   Dios les pedirá que lo reconsideren.
_____   Dios les enviará un poder engañoso, y ellos creerán que una mentira es la verdad.

13. Cuando el Señor diga en el juicio "Nunca os conocí", significa que (1)


_____   No sabe quién es la persona.
_____   La cara es familiar pero se ha olvidado del nombre.
_____   La persona nunca tomó el tiempo para llegar a conocerlo como su amigo personal.

14. Jesús en el Nuevo Testamento, enseñó que no se debe pedir señales. (1)


_____   Sí
_____   No.
Complete Study Guide Sets (Bulk) by Bill May
Complete Study Guide Sets (Bulk) by Bill May

Other Languages


Contact Us

Name:


Email:


Prayer Request:


Share a Prayer Request
Name:


Email:


Bible Question:


Ask a Bible Question

Related Video

Related Audio

Related Print

God's Promises




(916) 434-3880 | AF iTools | Employment | Site Map | Privacy Statement | Terms of Use     Copyright 2015 by Amazing Facts Inc.

Back To Top